Modelos 125cc

El SYM Symphony SR es el modelo de mayores ventas de la firma de Taiwán. Reúne un buen conjunto de características que le han convertido en un scooter superventas. Es claramente un scooter práctico que ofrece un plus de estabilidad y seguridad por equipar ruedas más grandes que las habituales. Cuenta con frenos de disco en ambos ejes, con pinzas de doble pistón. La versión de octavo de litro incorpora alimentación por inyección, de cara a reducir al mínimo emisiones y consumos.

Otra ventaja destacada es la capacidad bajo el asiento para albergar un casco integral, que se completa con el baúl trasero (exclusivo en la versión SR TOP 125). Cerca del espacio para el casco también dispondremos de un práctico interruptor de corriente que nos servirá de antirrobo. El Symphony SR es un scooter muy cómodo, con tarima plana para apoyar los pies con comodidad, y estriberas traseras retráctiles fabricadas en aleación.

Los motores del SYM Symphony SR son monocilíndricos de cuatro tiempos y distribución de dos válvulas. La refrigeración es por ventilación forzada. Como todos los modelos SYM, emplea compuestos cerámicos en el tratamiento del cilindro, técnica heredada del mundo de la competición que rebaja sensiblemente la temperatura interna del conjunto termodinámico, lo que redunda en una mayor fiabilidad y larga duración del motor. Un propulsor compacto, robusto, de fácil mantenimiento, que destaca por sus mínimos consumos y emisiones, fabricado con las más modernas tecnologías, de acuerdo a las actuales normativas europeas de homologación.

Los motores del SYM Joymax Sport son propulsores monocilíndrico de cuatro tiempos, refrigeración líquida, alimentación por inyección y 14,8 CV de potencia para la versión 125 y 30 CV para el Joymax 300. Su arquitectura es muy compacta y ligera, con un moderno esquema de distribución de un árbol de levas y 4 válvulas. Todos los cilindros fabricados por SYM se benefician de un baño cerámico, tecnología heredada de la competición. El sistema de alimentación es un inyector monopunto, fabricado por el prestigioso fabricante japonés Keihin. Todo ello con gran suavidad, merced a su amplio desarrollo y un funcionamiento perfecto de su motor.

El Joymax Sport se beneficia de un desarrollo actual de bastidor, que combina dos estructuras de cuna que se entrelazan en la zona del puesto de conducción. Entre estos tubos se aprovecha para colocar el depósito de combustible y así bajar el centro de gravedad. La doble estructura del chasis, denominada “Double Bone” sujeta muy firmemente el tren delantero, haciendo muy precisa la dirección. Las suspensiones responden con solidez ante las irregularidades del piso, ajustándose las suspensiones posteriores con un tarado muy confortable, mientras que la horquilla delantera es más firme y con mayor capacidad de absorción de las irregularidades. La frenada es también muy avanzada, con un sistema “Linked Braking System” que reparte el esfuerzo de frenada entre el tren delantero y trasero.

To Top