El Frente Popular por la Independencia de Canarias, FREPIC-AWAÑAK, quiere manifestar:

El Gobierno español ha desarrollado históricamente una política hostil y colonial respecto al Reino de Marruecos que perjudica en muchas de las veces a Canarias, agravándose esta circunstancia a medida que una cuestión interna como la del Sahara Occidental va llegando a su fin, después de que la comunidad internacional haya constatado la inconsistencia de las posiciones políticas del Frente Polisario, en tanto que se sospecha sirven a intereses espurios y de instrumento geopolítico español. El FREPIC-AWAÑAK denuncia que la delegación española ante Naciones Unidas haya intentado presionar a terceros países, manipulando la realidad durante las sesiones del Comité de Descolonización que se celebran actualmente en Nueva York, para mantener desestabilizada la región con la prolongación de un anacrónico conflicto, generando incertidumbre en la sociedad canaria. Mientras vemos con satisfacción como en las recuperadas provincias del Sur el rey de Marruecos es recibido multitudinariamente por su pueblo en y que a buen seguro más temprano que tarde ocurrirá en los presidios del Norte.

NUESTRA ORGANIZACIÓN recuerda que nuestra patria sigue sufriendo económica, política y socialmente las consecuencias del hostigamiento español contra el pueblo marroquí y sus más altas instituciones, pues nuestra pertenencia al continente africano es inmutable, la relación con los países del Norte particularmente con Marruecos es ineludible y la necesidad de expandir nuestro espacio socio-económico es inminente. No mantenemos contenciosos. Bien al contrario, se nos brinda un potencial presente y futuro desde nuestra situación de privilegio y generosidad reiteradamente ofrecida. Es este un panorama incontestable que sólo tropieza con los intereses coloniales y que los canarios consecuentes debemos responder con una ofensiva de opinión generalizada.

El FREPIC-AWAÑAK condena la actitud pasiva e insensata de la Administración Autónoma de Canarias que se pliega a las consignas políticas metropolitanas, actuando como plañideras ante la incapacidad de plantear cauces de entendimiento
que, en una relación de complementariedad, permita la cooperación canario-marroquí y relegue la denuncia y el hostigamiento que se emplea como sustituto de la carente diplomacia o política exterior propia. No debemos perder de vista procesos como la imparable modernización de Marruecos y la importancia como foco económico y destino turístico, la obligada interrelación regional, el Tratado de Libre Comercio entre Marruecos y la UE, etc., fenómenos que nos obligan a prever actuaciones en clave de futuro para y desde nuestro país. De lo contrario situaremos a nuestro Pueblo en mayores cotas de dependencia, aislamiento e incertidumbre.

NOS REAFIRMAMOS en el trabajo por la naturalización de todas las estrategias políticas con el África continental (en particular con Marruecos por proximidad y porque tenemos mas asuntos en común que con otras naciones) con el objetivo de acercar a nuestros pueblos y plantar cara solidariamente a la prepotencia y hostilidad del gobierno de España. Son momentos de las decisiones irrevocables, o se está con el colonizador europeo y sus dañinas secuelas en África, o contra él. No puede haber neutralidad ni pasividad.

En Taknara, Canarias a 2 de Noviembre de 2001.
Por la Dirección Nacional:
Tomás Quintana, Secretario General



No hay entradas relacionadas

Deja una respuesta